Llagas En La Encía

¿Por qué salen llagas en la encía?

La formación de llagas en la encía es muy frecuente entre la población general. La presencia de aftas bucales suele darse con mayor prevalencia en las mucosas orales, como la zona del paladar blando, la lengua, la cara interna de las mejillas, el interior de los labios y las encías. Desde la Clínica Dental BordonClinic te vamos a explicar cómo identificar las llagas, por qué aparecen y cómo evitarlas.

La presencia de llagas en le encía sigue siendo un problema frecuente del que poco conocemos. Sus causas pueden ser varias, como la presencia de infecciones en la boca a consecuencia de una alta prevalencia de bacterias bucodentales.

Otros factores de riesgo para la aparición de aftas orales es el uso de aparatos dentales, como las ortodoncias con brackets o las prótesis dentales removibles, más conocidas como dentaduras postizas.

Si llevas algún aparato dental de los mencionados es conveniente que prestes atención a los cuidados de tu boca, con el fin de prevenir la presencia de llagas en la encía. Para ello, puedes visitar nuestra clínica dental en Madrid y someterte a completas revisiones orales, que nos permitan prevenir cualquier patología bucodental.

Mediante tratamientos de odontología conservadora, como la limpieza dental profesional o tartrectomía te garantizamos unos dientes sanos y la mejor salud oral. Ten en cuenta que las bacterias presentes en la boca podrían ser las responsables de las llagas o aftas. De ahí la importancia de mantener una higiene oral adecuada.

Llagas en la encía: sus características

Las llagas en la encía son lesiones ulcerosas que se forman principalmente en las encías. Son muy similares a las llagas en la lengua o las que surgen en cualquier otra zona de las mucosas orales.  Este tipo de heridas tienden a curarse sin necesidad de tratamiento. Aunque sí que podemos utilizar remedios que nos permitan acelerar su curación.

Si tienes llagas bucales que te duelen mucho y persisten en el tiempo debes de visitar al odontólogo, con el fin de descartar alguna patología oral más seria. Recuerda que las llagas en la encía no es algo que revista gravedad.

Una de las características de este tipo de aftas es que generan ciertas molestias, sobre todo al masticar, al hablar o al comer en general. Además, complican un poco la higiene bucodental, debido a que molestan durante el cepillado. Algo importante, que debes de saber es que no se trata de heridas contagiosas, como sí que ocurriría con otras lesiones, como las provocadas por el virus del herpes labial.

Morfológicamente las llagas en la encía suelen presentar un tono blanco, con un borde rojizo. Las llagas se curan solas. Habitualmente su proceso de curación es de unas dos semanas y no requieren tratamiento dental para ello. En las encías suelen ser consecuencia de los aparatos dentales o prótesis mal ajustadas. Es posible, también, que las férulas de Invisalign generen estas lesiones, si no están debidamente colocadas o ajustadas a la sonrisa.

Tipos de aftas bucales

Las llagas en la encía pueden ser de tres tipos diferentes, dependiendo de los síntomas que provoquen y su morfología:

  • Menores: normalmente tardean en curarse entre 7 y 15 días. Morfológicamente tienen un tono blanquecino con el reborde rojo. No suelen dejar cicatriz tras su curación y tampoco son extremadamente molestas.
  • Mayores: su curación podría demorarse más allá de 30 días. Son llagas en la boca bastante más brandes que las menores, pero no suelen ser demasiado habituales.
  • Herpetiformes: pueden confundirse con los herpes por su morfología. Son más prevalentes en personas de avanzada edad.

Causas de las llagas en la encía

Pese a que todavía desconocemos el motivo por el que se forman llagas en la encía o en otras mucosas orales, si que somos conscientes de algunos factores de riesgo que podrían ser claves en la aparición de estas lesiones en la boca:

  • Cuando las llagas se forman en las mejillas o en la lengua es muy habitual que se deba a traumatismos involuntarios, como las mordeduras al masticar. Seguro que en alguna ocasión te has mordido la lengua mientras comías y se ha quedado una llaga molesta en la zona de la lesión.
  • Las dentaduras postizas cuando no están bien ajustadas también son esenciales en la formación de aftas bucales. Por ello, siempre recomendamos la visita periódica al odontólogo si se llevan prótesis o aparatos dentales.
  • Cepillarte los dientes enérgicamente podría estar detrás de las llagas en la encía. La recomendación es que uses un cepillo de dientes de cerdas suaves o medias y no ejerzas demasiada presión sobre dientes y mucosas. Así evitarás dañar el esmalte y las encías.
  • Los cambios bruscos de temperatura pueden provocar aftas bucales. Comer o beber alimentos excesivamente calientes provoca quemaduras en las mucosas, que dan la cara a modo de llagas.

Pide cita en BordonClinic si tienes llagas en la encía, sobre todo si se trata de lesiones persistentes. Nuestro equipo médico valorará tu sonrisa, con el fin de evitar daños serios en la boca. La primera cita es gratis en nuestra clínica dental de Madrid.

¿Por qué salen llagas en la encía? Por el 15 marzo, 2021
WhatsApp

Pin It on Pinterest

Share This