Aftas: ponemos el dedo en la llaga, la estomatitis aftosa - BORDONCLINIC
Aftas: ponemos el dedo en la llaga, la estomatitis aftosa

Aftas: ponemos el dedo en la llaga, la estomatitis aftosa

La gran mayoría de personas han sufrido en algún momento de sus vidas una llaga en la boca, conocidas como aftas que producen molestia e incluso dolor. Se trata de una lesión menor, aunque hay que vigilar su evolución y si reaparece por si se desarrolla una estomatitis aftosa crónica, te contamos cómo detectarla.

Conocida comúnmente como aftas o llagas bucales, la estomatitis aftosa es un conjunto de úlceras aftosas que aparecen en la cavidad bucal y, en la mayoría de los casos se curan en una semana. Si las aftas son recurrentes y tardan en sanarse hablamos de una estomatitis aftosa crónica que deberá tener un tratamiento específico que nuestros especialistas te indicarán.

Aunque la causa de la estomatitis aftosa se desconoce, sí que se ha relacionado su desarrollo con factores genéticos, la alimentación o las defensas, así como también las infecciones bacterianas. Haber sufrido un trauma en la boca o ciertas alergias alimenticias como al gluten aumentan las probabilidades de aparición de aftas.

¿CÓMO SABER SI TENGO ESTOMATITIS AFTOSA?

La estomatitis aftosa o “aftas” son pequeñas lesiones que en el 80% de los casos no necesitan tratamiento específico, las conocemos como llagas y sus principales síntomas son pequeñas lesiones o úlceras de color amarillo, redondas que provocan ardor y molestia en el interior de la boca.

La úlcera tarda entre uno y dos días, momento en el que se vuelven dolorosas al tacto y dificultan algo tan cotidiano como comer o beber. Estas lesiones se curan en una o dos semanas, los síntomas van a menos progresivamente hasta que desaparecen. Las estomatitis aftosa grave, con lesiones más grandes, puede tardar en curarse varias semanas y puede necesitarse la toma de analgésicos para minimizar las molestias.

¿CÓMO SE CURA LA ESTOMATITIS AFTOSA?

Los casos de estomatitis aftosa con lesiones leves aisladas no requieren tratamiento significativo, los productos tópicos de la farmacia alivian las molestias y facilitan su curación. Por otra parte, para las lesiones más grandes recomendamos el uso de enjuagues bucales para eliminar las bacterias y reducir la inflamación, así como anti-inflamatorios para reducir el dolor y las molestias.

Si la estomatitis aftosa persiste y las aftas son cada vez más recurrentes no dudes en ponerte en contacto con nosotros, en la primera visita gratuita revisaremos tu boca y te aconsejaremos para acabar con las llagas y aftas bucales.

Aftas: ponemos el dedo en la llaga, la estomatitis aftosa
Valorar
Aftas: ponemos el dedo en la llaga, la estomatitis aftosa Por el 11 noviembre, 2015
WhatsApp