Glosodinia O Síndrome De La Boca Ardiente - Bordonclinic

Glosodinia o síndrome de la boca ardiente

¿Alguna vez has tenido la sensación de ardor en la boca? Esto puede ser algo muy común en esos casos que ingerimos alimentos que contienen muchas especias, así como el picante o incluso bebidas muy calientes. Pero también puede ocurrir que sientas una sesión de quemazón en la cavidad bucal, específicamente en la lengua, sin haber sufrido una lesión aparente, y es posible que estés ante la presencia de una Glosodinia o síndrome de la boca ardiente.

Si estás presentando alguna de estas molestias y/o te surgen dudas, en este artículo conocerás toda la información sobre este síndrome, así como sus causas y posibles tratamientos. ¡Continúa leyendo!

¿Qué es la glosodinia o síndrome de la boca ardiente?

La glosodinia o síndrome de la boca ardiente, es el término médico que define la sensación de quemazón o ardor en la cavidad bucal que presentan los pacientes al momento de acudir a consulta. Asimismo, también es conocido como estomatodinia. Este síndrome llega a afectar a distintas partes de la cavidad oral como lo es la lengua, parte interior de las mejillas, el paladar, las encías, y hasta incluso la garganta.

Este síndrome puede padecerse a cualquier edad. Sin embargo, es mucho más común en las mujeres posmenopáusicas que se encuentran en una edad mayor a los 50 años. La glosodinia causa molestias que pueden durar días y en algunos casos hasta años, manteniéndose de forma prolongada o intermitente.

¿Cuáles son los síntomas de la boca ardiente?

Los síntomas de la glosodinia o síndrome de la boca ardiente aparecen tanto de una forma gradual como de una forma súbita. En cualquiera de los casos, más allá de sentir una sensación de ardor, picor o escozor en distintas áreas de la boca, también se pueden presentar otros síntomas. A continuación, te mencionaremos los más comunes:

  • Tu capacidad del gusto se puede sentir alterada, percibiendo los sabores de una forma distinta, modificando el sabor de los alimentos para sentirlos más amargos.
  • También puedes sentir una sensación de sequedad bucal.
  • Otro de los síntomas, es que puedes sentir un entumecimiento lingual, acompañado de una cierta sensación de hormigueo.

Estos son los tres síntomas más comunes. En el caso de que persistan después de ingerir algunas bebidas que pueden aliviar o eliminar por completo esta sensación, así como tras ingerir comida, es necesario que acudas a tu dentista para que pueda realizarte una evaluación e indicarte el tratamiento adecuado. Si no lo haces, estos síntomas pueden incidir negativamente en tu proceso de masticación, e incluso hasta afectar a tu estilo de vida.

Causas de la glosodinia y sus factores de riesgo

Este síndrome puede tener un origen muy variado, aunque también puede ser la consecuencia de la incidencia de diferentes factores, por lo que su aparición y síntomas dependen de cada persona. Por lo general, tiene una aparición repentina sin razón aparente, donde solo podemos determinar que es común en mujeres mayores de 50 años.

Sin embargo, también podemos identificar las causas de este síndrome clasificando su grado de aparición:

Síndrome de boca ardiente primario

El síndrome de boca ardiente primario se puede identificar cuando se encuentra en anomalías clínicas o de laboratorio. Cuando ocurre o se identifica la afección se le denomina síndrome de boca ardiente idiopático o primario, a este en algunos estudios lo relacionan con problemas del gusto y el sistema nervioso central o periférico.

Síndrome de boca ardiente secundario

Cuando el síndrome es causado por una afección médica se le denomina síndrome de ardor bucal secundario, en el cual los problemas subyacentes que se han mostrado directamente relacionados son los siguientes:

  • Sequedad de la boca (xerostomía), ocasionada comúnmente por ingerir medicamentos, presentar problemas de salud o complicaciones que inciden en función de las glándulas salivales. También causada por los efectos secundarios de tratamientos contra el cáncer.
  • Igualmente puede ser causado porque el paciente presenta una infección en la boca como por ejemplo una candidiasis bucal, una afección inflamatoria que se le conoce también como liquen plano oral. Otro ejemplo podría ser una afección denominada lengua geográfica que le da a la lengua la apariencia de un mapa.
  • También este síndrome puede presentarse como una señal de deficiencias nutricionales, indicando la falta de hierro, el complejo de vitaminas como podrían ser las del grupo B, o el zinc.
  • Otra de las causas puede ocurrir en pacientes alérgicos. Aparece debido a reacciones por consumir ciertos alimentos, sustancias químicas como tintes o hasta incluso de fragancias.
  • El reflujo estomacal también puede ser uno de los causantes de la glosodinia o síndrome de la boca ardiente.
  • El consumo de algunos medicamentos especialmente los que se indican para tratar pacientes con problemas de hipertensión arterial.
  • Personas que poseen trastornos endocrinos, como diabetes o glándula tiroidea hipoactiva (hipotiroidismo).
  • Y por último pueden incidir algunos factores psicológicos como lo es la ansiedad, el exceso de estrés y la depresión.

Sin embargo, es probable que la persona sienta los síntomas de la glosodinia o síndrome de la boca ardiente, por otras causas, siendo esta solo una sensación pasajera no siendo esta afección en sí.  Esta sensación puede ocurrir después de ingerir comidas muy calientes, en el que se pueda sentir la lengua ardiendo o quemada. Si esto te ocurre, puedes aliviar la molestia realizando enjuagues de agua y sal hasta que se pase.

Factores de riesgo en la glosodinia o síndrome de l boca ardiente

Aunque el síndrome de ardor bucal o glosodinia es poco frecuente, existen algunas personas o ciertos factores que pueden hacer que se incremente el riesgo de padecerlo. Algunos de estos factores podrían ser; si eres mujer en etapa perimenopáusica o posmenopáusica, si tienes una edad comprendida entre los 50 años o más o padeces enfermedades con trastornos médicos como Párkinson o fibromialgia, entre otras.

Por tanto, como puedes ver, estos pueden ser algunos de los factores de riesgo, aunque se sabe que este síndrome comienza de manera espontánea sin factores desencadenantes conocidos.

¿Cómo se diagnostica la glosodinia o síndrome de la boca ardiente?

Si sospechas que estás en presencia de una glosodinia o síndrome de la boca ardiente, lo primero que debes hacer es acudir a un especialista, quien se encargará de realizar una evaluación exhaustiva para determinar si efectivamente se trata de este síndrome.

Durante la evaluación tu dentista te realizará una serie de preguntas, tomando en cuenta tu historial médico, medicamentos que hayas consumido etc. También podrán realizarse una serie de pruebas como radiografías, análisis de sangre, biopsias o cultivos, pruebas de la alergia o análisis de reflujo gastroesofágico y hasta incluso un cuestionario que pueda dar pistas que el paciente esté padeciendo algún trastorno psicológico.

Todas estas pruebas son necesarias, ya que como te mencionamos, aunque la glosodinia se presenta sin una razón aparente, pueden ser varios los factores y causas que la generen.

Por lo general, el diagnóstico es más sencillo de obtener cuando el ardor está provocado por prótesis mal ajustadas o por afecciones comunes de la lengua citadas con anterioridad.

¿Cuál es el tratamiento de la glosodinia?

Para comenzar, es necesario saber que no existe un tratamiento único que se haya demostrado efectivo para curar la glosodinia. Es por esto, que es de vital importancia conocer las causas que la generaron en primera instancia, ya que el tratamiento no está dirigido a eliminar el síndrome sino hacia el origen.

Por tanto, las alternativas de solución pueden variar desde reajustar la prótesis, recetar un complejo vitamínico o hacer un cambio en los hábitos alimenticios. Esta última es una de las más comunes, ya que las personas que poseen alergia alimentaria han padecido con frecuencia este síndrome.

También es importante mencionar, que el cese de los síntomas puede requerir más tiempo del deseado, por lo que es necesario tener paciencia mientras se da con la solución correcta.

¿Existen formas de prevenir el síndrome de la boca ardiente?

Al ser esta una enfermedad que puede estar causada por factores tan variados, es difícil tomar acciones que eviten padecerla. Sin embargo, los odontólogos recomiendan acciones generales que puedan ayudar a mantener tu salud bucodental en óptimas condiciones. Te mencionamos las más comunes a continuación:

  • Toma líquidos con frecuencia para mantener tu boca hidratada y con niveles óptimos de saliva.
  • Mantén una dieta equilibrada sin abusar de alimentos con sabores altos en picantes o demasiado ácidos.
  • Disminuye el consumo de alcohol y tabaco, puesto que contribuyen a irritar la lengua y la mucosa.
  • Lleva una vida en equilibrio para mantener el estrés a raya.

Cuida tu salud bucodental y solicita tu primera cita gratuita en la Clínica Dental BordoClinic

Si aún tienes dudas sobre el estado actual de tu boca porque presentas algunos de los síntomas antes mencionados, o tienes alguna otra molestia, no lo pienses más y pide cita en BordonClinic. Somos una clínica dental que cuenta con especialistas altamente cualificados para resolver tus dudas, atender tus molestias y dar con el diagnóstico correcto.

Tenemos los mejores equipos y tecnología para realizar todo tipo de tratamientos bucodentales, desde ortodoncia, cirugía oral, mejorar tu sonrisa con estética dental y además atendemos a toda la familia porque también ofrecemos odontología infantil. Para saber más sobre la glosodinia o síndrome de la boca ardiente pide tu cita y disfruta de tu primera visita gratis. ¡No esperes más y visita nuestra clínica dental en Madrid!

Glosodinia o síndrome de la boca ardiente Por el 13 octubre, 2021
WhatsApp

Pin It on Pinterest

Share This