¿Qué es la enfermedad del beso y cómo saber si la tienes? - BordonClinic

¿Qué es la enfermedad del beso y cómo saber si la tienes?

¿Alguna vez has escuchado hablar de la enfermedad del beso o mononucleosis? Aunque por su nombre pueda parecer algo tierno y agradable, nada más lejos de la realidad. Se trata de una afección que, principalmente, afecta a niños y adolescentes y que puede resultar muy molesta. Esta patología es muy contagiosa, ya que se transmite por contacto directo. En BordonClinic te contamos más sobre esta enfermedad y te ayudamos a saber si la tienes y sobre todo cómo evitar padecerla.

Evitar la mononucleosis es algo complejo porque el contagio de esta afección es bastante notable. Pero, si mantienes buenas medidas de higiene bucodental y aumentas la precaución a la hora de compartir utensilios de cocina, como cubiertos o vasos, es más improbable que se produzca la enfermedad del beso. En el caso de los niños pequeños, es recomendable lavar habitualmente sus juguetes y peluches, con el fin de minimizar el riesgo de contagio. Visita nuestra clínica dental en Madrid es fundamental para asegurarte una salud bucal de calidad. Nuestro departamento de odontología conservadora se encarga de mejorar la salud de tu sonrisa.

¿Qué es la enfermedad del beso?

La enfermedad del beso es el nombre común que recibe la enfermedad conocida como mononucleosis. Se trata de una enfermedad viral infecciosa causada por el virus de Epstein-Barr, un tipo de virus herpes que se transmite principalmente por la saliva, a través de los besos, fundamentalmente, aunque existen otras vías de contacto. Las personas que tienen deficiencias inmunológicas son más propensas a contraer el virus.

Se trata de una enfermedad que, por lo general, no debe derivar en problemas mayores, y que salvo complicaciones desaparece en un periodo de unos 10 días, más un período de incubación sin síntomas que puede llegar a durar hasta incluso un mes. Solo en casos aislados puede derivar en problemas mayores para el paciente.

¿Cómo se contagia la mononucleosis?

Como hemos dicho, la saliva es la principal vía de contagio de esta enfermedad. De hecho, recibe este nombre porque el beso es el motivo más frecuente de contagio, pero no el único. También se puede transmitir o contagiar sin que hayamos besado a alguien que tenga el virus.

Otro de los motivos más frecuentes de contagio es beber de un mismo vaso con la persona infectada. También si esta estornuda, tose muy cerca, o compartimos cubiertos. Por todo ello, es una enfermedad altamente contagiosa y muy fácil de transmitir.

Síntomas de la enfermedad del beso

Los síntomas de la enfermedad del beso pueden ser muy diferentes de una persona a otra. El estado de salud en el que se encuentre la persona cuando contraiga la enfermedad es muy importante, puesto que, si tiene unas defensas altas, puede pasar casi inadvertida, salvo por algunos síntomas como cansancio y fatiga constante. Sin embargo, si las defensas están debilitadas, la enfermedad puede derivar en otros síntomas más complejos:

  • Fiebre elevada.
  • Ausencia de apetito.
  • Molestias en la garganta.
  • Inflamación de las amígdalas.
  • Inflamación de los ganglios del cuerpo, sobre todo los del cuello.
  • Fatiga y sensación de cansancio constante.
  • Dolores musculares.

¿Cómo prevenir la enfermedad del beso?

Para prevenir la enfermedad del beso, las dos recomendaciones más importantes que damos desde nuestra clínica dental son: por un lado,  mantener un estado de salud óptimo y con las defensas reforzadas, y, por otro lado, evitar cierto contacto directo con personas infectadas por la enfermedad del beso. Hay que tener en cuenta que una persona puede transmitir la enfermedad del beso incluso 18 meses después de haberla superado, por lo que todas las precauciones se deben tener a largo plazo. Los principales consejos para evitarla son:

  • Extremar las precauciones con personas afectadas por la enfermedad, evitando como es evidente dar besos a las mismas. También es importante tratar de no estar en espacios reducidos con la persona que padece la enfermedad del beso.
  • Lavarse las manos frecuentemente, sobre todo antes de las comidas, usando agua y jabón.
  • Evitar compartir cubiertos, vasos y otros utensilios tanto de comida como de bebida.
  • Incluir en nuestra dieta fruta fresca y verduras para reforzar las defensas.
  • También se recomienda tomar grandes cantidades de agua y zumos. Especialmente recomendados son los de zanahoria (vitamina A) y zumos de cítricos (vitamina C).
  • Comer de 4 a 6 veces al día.

La enfermedad del beso y otras afecciones bucodentales

La boca es una de las partes del cuerpo con mayor número de bacterias y uno de los principales focos de infección. En la Clínica Dental BordonClinic acostumbramos a detectar y tratar distintas infecciones que se producen en la boca. Otro tipo de afecciones bucales que se pueden transmitir por la saliva es el herpes labial, el cual se transmite cuando las ampollas entran en erupción o aún se están formando. Son solo dos ejemplos, pero existen muchas afecciones bucodentales transmisibles por la boca.

De ahí la importancia de mantener una excelente salud bucodental, que evite que los virus y bacterias se alojen en nuestra boca. La prevención es clave en este sentido, y una higiene bucal diaria cuidada puede convertirse en nuestro mejor aliado. Las visitas al odontólogo también son fundamentales para conseguir nuestro objetivo. En BordonClinic contamos con un equipo de especialistas multidisciplinar que te ayudará a mantener una boca sana, cuidada y libre de posibles bacterias e infecciones.

Pide cita en BordonClinic si necesitas más información sobre la enfermedad del beso o mononucleosis. Nuestros dentistas realizarán un completo estudio bucodental, con el fin de detectar cualquier ifencción que esté dañando tu salud oral y general. La primera visita es gratis en nuestra clínica odontológica de Madrid.

¿Qué es la enfermedad del beso y cómo saber si la tienes? Por el 13 abril, 2018
WhatsApp

Pin It on Pinterest

Share This