Implanes dentales: la pieza perdida - BORDONCLINIC
IMPLANTES DENTALES: LA PIEZA DENTAL PERDIDA

IMPLANTES DENTALES: LA PIEZA DENTAL PERDIDA

En este artículo pretendemos explicar a los lectores como se pasa de tener placa bacteriana o sarro a perder una pieza dental y la necesidad de hacer una tratamiento de implantes dentales. Es importante conocer la evolución que se produce debido a una mala o escasa higiene dental, y como esto puede degenerar en una pérdida final del diente.

Cuando comemos, los restos de alimentos se quedan en nuestra boca y generan lo que se llama placa bacteriana. Esto con una higiene dental óptima, se elimina día a día. Si no se erradica, se calcifica y se convierte en sarro, o de lo contrario acabará convirtiéndose en cálculo dental. Esta es la causa de las enfermedades periodontales, ya que es precisa una limpieza dental profesional que evite que las bacterias sigan acampando a sus anchas en nuestra boca. El cálculo dental está compuesto de los residuos de las bacterias, unas toxinas que además de afectar a la encía, también destruyen el hueso que sujeta la pieza dental; esto es lo que llamamos periodontitis. El cálculo supragingival (que se acumula debajo de la encía) empieza a postrarse en los espacios entre los dientes, aumenta su volumen porque se van formando nuevas capas encima y al final termina creando un puente por encima de la papila de la encía.

Si el paciente con periodontitis no acude a su periodoncista a tiempo, el hueso que sujeta los dientes irá poco a poco desapareciendo, lo que supone la eliminación de la base en la que se sujetan los dientes. Debido a la falta de esa base de hueso, llega un momento en que la pieza dental no tiene a dónde agarrarse y se desprende, entonces se necesita de implantes dentales. El problema radica básicamente en la detección de la pérdida ósea, debido a que no provoca síntoma alguno o dolor, por lo que el paciente no es consciente del daño real que está sufriendo su boca.

En el momento en que perdemos la pieza dental, el tratamiento indicado es el de implantes dentales, que permite al paciente sustituir una pieza dental propia por una externa. Es por ello que a todos nuestros paciente les recomendamos una visita al dentista anual que permita evaluar el estado real de su boca, ya que esta enfermedad muestra pocos signos, más allá del enrojecimiento e inflamación de las encías. Hay que hacer un estudio periodóntico para poder analizar la situación real de cada diente en tu boca. Ya lo sabes: no esperes ni dejes que pase el tiempo, las bacterias siguen alegremente en tu boca, aunque tú no puedas verlas. Los implantes dentales sustituirán las piezas perdidas.

IMPLANTES DENTALES: LA PIEZA DENTAL PERDIDA
Valorar
IMPLANTES DENTALES: LA PIEZA DENTAL PERDIDA Por el 29 enero, 2016
WhatsApp