Piercing En La Lengua

7 Consejos para los que llevan piercing en la lengua

Hace mil años, los mayas perforaban sus lenguas para rituales sagrados. Hoy en día, llevar un piercing en la lengua es arte corporal, una expresión social o incluso una mejora de imagen. Cualquiera que sea tu razón para llevar piercing, asegúrate de cuidar tu salud bucodental y tu bienestar. De lo contrario, podrías tener heridas o infecciones orales severas. Toma nota de estos siete consejos prácticos para protegerte.

En la Clínica Dental BordonClinic siempre te vamos a desaconsejar este tipo de decoraciones bucales. Ten en cuenta que el piercing en la lengua está asociado a posibles daños en la cavidad oral. Nuestro objetivo, como expertos en odontología conservadora, es evitar complicaciones severas, así como mantener una sonrisa natural en perfecto estado.

Si, pese a nuestras recomendaciones, has decidido ponerte un piercing en la lengua, o ya llevas uno, presta atención a los consejos que te damos a continuación. Síguelos y evitarás daños serios en tus dientes.

Piercing en la lengua: consejos de salud oral

  1. Mantén tu boca limpia

Todos necesitamos cepillarnos los dientes después de cada comida, pero si llevas un piercing en la lengua mucho más. Después de cada cepillado, enjuaga bien tu boca. Asegúrate de que has eliminado bien las bacterias que puedan alojarse alrededor del pendiente. Esto es muy importante para prevenir patologías infecciosas, como la periodontitis.

Usa un irrigador bucal para eliminar la placa bacteriana más rebelde, a través del ligero masaje oral que genera el agua a presión. Finaliza siempre la higiene bucodental con un buen colutorio protector.

  1. Lávate las manos a menudo

Además de la higiene bucodental, conviene que cuides bien tus hábitos de limpieza en general. Muchas personas tocan su piercing sin darse cuenta, como un hábito automático similar a morderse las uñas. ¿Te pasa a ti? Asegúrate de lavarte bien las manos antes de tocar tu piercing.

Esto es fundamental, tanto si llevas un piercing en la lengua como si no. Pero en el caso de que lleves un pendiente en alguna zona de la boca, evitar tocarlo es esencial. Y si lo vas a tocar que sea con las manos bien limpias y libres de patógenos.

  1. Come alimentos blandos

Toma una dieta blanda durante las primeras 24-48 horas después de tu perforación. Serás menos propenso a hacerte daño y te resultará más fácil aprender a comer con tu nuevo piercing en la lengua.

En el lugar que hayas elegido para colocarte el pendiente te explicarán cómo pasar los primeros días con tu nuevo piercing. Seguir una dieta blanda, que no requiera demasiado esfuerzo, es importante. Ten en cuenta que la lengua se inflamará ligeramente durante unos días tras la perforación y masticar podría provocarte mordeduras indeseadas.

  1. Alerta a posibles infecciones

Si tu piercing se infecta, podrías tener complicaciones de salud. Presta atención si notas calor excesivo y enrojecimiento, hinchazón severa, fiebre, pus, dolores agudos repetidos o palpitaciones persistentes. Si presentas varios de estos síntomas, acude a un profesional médico.

La boca es un foco por el que pueden entrar bacterias y microorganismos patógenos, que generan infecciones de varios tipos. Evitar esto es fundamental, pero si notas algún síntoma de los que te hemos detallado, ven a vernos a nuestra clínica dental en Madrid.

  1. Protégete del dolor

Es normal tener algún episodio de dolor tras colocarte un piercing en la lengua, sobre todo al principio. Además de los antiinflamatorios, puedes probar algo más casero para comenzar. El uso de hielo ayuda a reducir las inflamaciones en la boca, te calmará el dolor por un rato.

Los enjuagues con agua tibia y sal también suelen venir muy bien para evitar las molestias tras la colocación del piercing en la boca.

  1. Sigue las instrucciones

Seguro que el profesional que te ha perforado la lengua para el piercing en la boca te habrá dado consejos concretos. Intenta seguirlos al pie de la letra, con seriedad, para que puedas disfrutar de tu piercing al máximo sin perjudicar tu salud.

  1. Acude al dentista de forma habitual

Todas las personas deben realizar revisiones y limpiezas bucales periódicas, pero especialmente si tienes un piercing lingual. Una visita semestral o como máximo anual es lo más recomendado, aumentando las visitas si acabas de empezar a usar el piercing o si notas algún problema.

Someterte a limpiezas dentales profesionales de manera periódica adquiere un nivel de importancia total. Nuestro equipo médico se encargará de revisar que tu pendiente no ha generado infecciones en la boca. Además, analizamos la salud de tu sonrisa detalladamente, con el fin de minimizar riesgos tras la colocación del piercing.

¿Quieres realizar un tratamiento dental y llevas un piercing en la lengua? Pide cita en BordonClinic y te asesoraremos en tu caso. La primera consulta es gratuita y sin ningún tipo de compromiso, ¡te esperamos!

7 Consejos para los que llevan piercing en la lengua Por el 6 julio, 2018
WhatsApp

Pin It on Pinterest

Share This