Alveolitis

Alveolitis seca y húmeda: causas

La alveolitis es la infección bucal más importante que puede producirse después de una extracción dental. Es un problema bastante doloroso que es fácil de evitar y que también es fácil de solucionar. En la Clínica Dental BordonClinic, las tratamos con métodos clásicos que disminuyen las molestias de los pacientes y que favorecen la recuperación.

Pese a que se trata de una infección poco común, todavía vemos casos de alveolitis dental. Nuestro consejo es apostar siempre por la prevención, acudiendo a clínicas dentales de confianza, en las que los odontólogos aboguen por la experiencia y el saber hacer. Evitar una alveolitis está, en gran medida, en la mano del dentista. En nuestra clínica dental en Madrid diseñamos detalladamente cada intervención bucodental, con el fin de minimizar posibles riesgos.

¿Qué es la alveolitis dental?

Para entender qué es y cómo se produce esta infección dental es fundamental que conozcas qué son y dónde se ubican los alveolos después de una exodoncia. Suele producirse en mayor medida en exodoncias de las muelas del juicio o cordales.

El alveolo dental es el hueco en el hueso, que se ubica donde solía estar el diente. Después de la extracción de un diente se forma un coágulo de sangre en el alveolo. Este coágulo protege el hueso y los nervios subyacentes conforme sana la pieza dental. Si el coágulo no llega a formarse o se rompe después de su formación estaremos ante una infección en el alveolo.

Después de la exodoncia pueden producirse los síntomas de la alveolitis, que suelen dar la cara unos 5 días después del abordaje quirúrgico. El mal sabor de boca y el dolor dental son los signos más frecuentes de este tipo de afecciones orales.

Alveolitis Seca

Típica imagen de la alveolitis seca

Tipos de alveolitis dental:

Esta infección puede ser seca o húmeda. La forma seca se caracteriza por estar el alvéolo abierto, sin coágulo y con paredes óseas desnudas, siendo el dolor violento y constante, que se exacerba con la masticación. Por su parte, en la alveolitis húmeda aparece la inflamación alveolar por la infección del coágulo, y el dolor es menos intenso que en la alveolitis seca.

  • Alveolitis seca: es la más frecuente y se produce cuando no se forma el coágulo en el hueco que ha dejado la muela tras la extracción.
  • Alveolitis húmeda: en este caso sí que llega a formarse el coágulo, que termina rompiéndose con el tiempo.

Qué es la alveolitis seca

En realidad, la alveolitis seca es una interrupción de la correcta cicatrización de una extracción dental. El hueso que rodeaba la raíz se infecta con las bacterias de la boca porque no puede formarse un tapón protector de aislamiento.

El sangrado postextracción tiene como fin la formación de un coágulo que aísle el hueso de la boca séptica. Si por diferentes razones, este coágulo no se forma, acabaremos teniendo un problema de infección o alveolitis seca.

En el caso de que se produzca esta infección es fundamental que visites al dentista cuanto antes, ya que el tiempo es muy importante para planificar un tratamiento en estos casos.

¿Cuánto tiempo dura el dolor de la alveolitis?

Es una infección oral de aparición tardía, que se produce de 2 a 4 días después de la extracción. Suele durar, ya sea con o sin tratamiento, unos diez o quince días. Siendo los tiempos diferentes en cada paciente.

Causas la alveolitis dental

La causa más frecuente de alveolitis es el tabaquismo. Uno de los efectos secundarios del paso de humo caliente tóxico por la boca, es que la vascularización terminal se atrofia, es decir los vasos más pequeños finales desaparecen y eso hace que cuando hacemos la extracción el sangrado sea inadecuado y no se forme el coágulo. Si, además, se fuma en ese tiempo el daño sobre el hueso es mayor porque está expuesto más a la toxicidad y al calor.

Otra causa relativamente frecuente, aunque cada vez menos, es el uso de técnicas de anestesia agresivas con el hueso alveolar, como por ejemplo la anestesia intraligamentosa, que también afecta al sangrado postextracción.

Factores de riesgo para la alveolitis:

  • Carencia de higiene bucodental.
  • Cirugía de cordales, sobre todo cuando existe retención dental de las muelas del juicio.
  • Pericia del cirujano oral. Es menos frecuente la infección cuando la intervención la realiza un odontólogo experimentado.
  • Ingesta de anticonceptivos.

Síntomas de la alveolitis

  • Dolor intenso unos días después de la extracción.
  • Visibilidad del hueso.
  • Mal aliento.
  • Pérdida parcial o total del coágulo sanguíneo en el lugar de la extracción dental.
  • Mal sabor de boca.

Tratamiento de la alveolitis

El tratamiento de la alveolitis consiste en limpiar a fondo el alveolo de todos los detritus internos o infección. Posteriormente introducimos como vehículo medicamentoso, unas fibras auto reabsorbibles con sustancias tópicas desinfectantes, lo que elimina la infección y regenera el tejido dañado recuperando la salud de tu boca.

¿Cuándo consultar al dentista?

Es normal sentir cierto grado de dolor y de malestar después de una extracción dental. Normalmente, tienes que poder controlar el dolor con el analgésico recetado por el dentista y las molestias deberían disminuir con el tiempo. Si tienes otro dolor o este empeora en los días posteriores a la extracción dental, consulta de inmediato para poder solucionar estos síntomas y en todo caso las posibles complicaciones tras la extracción.

En BordonClinic estamos especializados en cirugía odontológica y en la resolución de casos complejos, si notas cualquiera de los síntomas de la alveolitis dental seca o húmeda tras una extracción, pide cita en nuestra clínica dental de Madrid y te daremos solución. La primera visita es gratis en BordonClinic.

Alveolitis seca y húmeda: causas Por el 4 mayo, 2014
WhatsApp

Pin It on Pinterest

Share This