Luxación Mandibular: ¿Qué Es Y Cómo Se Trata?

Luxación mandibular: ¿qué es y cómo se trata?

La articulación temporomandibular, conocida por sus siglas ATM, está conformada por la unión entre la mandíbula y el hueso temporal del cráneo, que se encuentra rodeada de cápsula articular. Si ocurre que el cóndilo mandibular sale de su posición natural y se coloca por delante de la eminencia articular, estaremos en presencia de una luxación mandibular.

Esto trae como consecuencia que la mandíbula quede bloqueada en posición de apertura, originando dolor y graves limitaciones en la movilidad de la boca.

Si quieres saber más sobre la luxación mandibular, ¡acompáñanos en el siguiente post!

¿Qué es la luxación mandibular?

La luxación mandibular ocurre cuando existe una separación completa de las superficies articulares y requiere de una reducción, dada la posición anormal en la que se ubica el cóndilo. Quiere decir que no vuelve a la fosa articular por su cuenta.

Esta lesión puede manifestarse en un único episodio o generarse mediante varias recaídas, siendo la luxación más común la que el paciente produce voluntariamente. Si la mandíbula ha quedado luxada por un tiempo extenso, se considerará una patología de larga evolución.

¿Qué es la articulación temporomandibular?

La articulación temporomandibular (ATM) tiene la función de facilitar el proceso de masticación, el habla, bostezar, tragar y todas las gesticulaciones faciales. Se ubica en ambos lados de la cara, por delante de las orejas. Los huesos que participan en la ATM son el hueso temporal y la mandíbula, siendo esta última una articulación condílea que aplica los movimientos de rotación, deslizamiento y lateralidad.

Las partes o superficies articulares son:

  • Fosa mandibular: también llamada fosa articular, se ubica en el temporal.
  • Tubérculo articular o barra transversal: se sitúa delante y debajo de la fosa articular.
  • Cóndilo de la mandíbula: eje transversal y anteroposterior de toda la cavidad articular.
  • Cartílago o tejido conectivo: recubre la superficie del cóndilo.
  • Disco o menisco articular: estructura que se ubica entre ambas superficies articulares.

¿Por qué se origina la luxación mandibular?

La luxación mandibular se genera por: 

  • Factores predisponentes

Existe una variedad de alteraciones anatómicas que favorecen la aparición de la luxación de la mandíbula, por ejemplo, la falta de desarrollo del cóndilo o el aplanamiento y estrechamiento de la fosa articular. 

También hay síndromes que son factores generadores de la luxación, como la hiperlaxitud ligamentosa, el síndrome de Ehlers-Danlos y el síndrome de Marfan.

  • Factores precipitantes

La luxación mandibular también puede producirse como consecuencia de un traumatismo, de la apertura bucal exagerada o forzada, de un bostezo muy amplio, estornudos fuertes, procedimientos dentales mal ejecutados, una extracción de cordales, etc.

Además, las lesiones en la cara dejan secuelas importantes en el desarrollo mandibular, por lo que también puede generarse por golpes recibidos por medio de una agresión física, un accidente laboral o automovilístico o la práctica de una actividad deportiva de contacto, como el boxeo o la lucha libre.

Síntomas de la luxación mandibular

Los síntomas de la luxación mandibular son:

  • Dolores intensos en la cara o en la mandíbula que se localizan por delante del oído o en el área afectada, siendo más agudos con el movimiento.
  • La mordida se percibe fuera de su lugar o torcida.
  • Dificultades para hablar adecuadamente.
  • Incapacidad de poder cerrar la boca correctamente.
  • Babeo constante como consecuencia de no poder cerrar la boca.
  • Se nota que la mandíbula está trabada o se protruye hacia adelante.
  • Los dientes no se encuentran alineados como deben estar.

¿Cómo se diagnostica la luxación mandibular?

Es fundamental basarse en la historia y en los exámenes clínicos del paciente para lograr el diagnóstico acertado de la luxación mandibular. Con el fin de confirmarlo, se debe realizar una radiografía. La radiografía tridimensional es la que aporta mayor información sobre la posición real del cóndilo.

Primeros auxilios en caso de una luxación mandibular

Si padeces de luxación mandibular, pues seguir los siguientes primeros auxilios:

  1. Debes buscar atención médica de inmediato. También puedes consultar con tu odontólogo algunas recomendaciones adicionales para actuar en caso de presentar esta condición.
  2. Si tu mandíbula está luxada, es posible que el médico pueda ubicarla de nuevo en su posición exacta utilizando los pulgares. 
  3. Puede requerirse el uso de medicamentos insensibilizadores, es decir, los anestésicos; también de relajantes musculares para calmar un poco los músculos de la mandíbula.
  4. Luego será necesario lograr estabilizar tu mandíbula, generalmente colocando vendas para impedir que la boca se abra demasiado. En ciertos casos, es necesario realizar una cirugía para estabilizar la mandíbula, sobre todo si la luxación se presenta en repetidas ocasiones.
  5. Tras sufrir una luxación mandibular, es recomendable no abrir con frecuencia la boca durante seis semanas. 
  6. Sostén la mandíbula con las manos al estornudar o bostezar.

Tratamientos de la luxación mandibular

Los tratamientos para resolver la luxación mandibular son:

  • Reducción manual

Se procede ejerciendo presión en la mandíbula hacia abajo y hacia atrás y, para terminar, hacia arriba. Los dedos pulgares tienen que presionar la cara oclusal de arriba de los molares inferiores, al tiempo que la barbilla tiene que elevarse y la mandíbula deberá ser presionada hacia atrás. 

Esta maniobra será más compleja cuanto más tiempo haya transcurrido desde que ocurrió la luxación. Será necesaria una sedación cuando la musculatura se encuentre muy contracturada.

  • Terapia conservadora

Se realiza utilizando agentes escleróticos o aplicando un plasma rico en plaquetas, que se obtiene de la misma sangre. Esta técnica se basa en restringir la movilidad de la mandíbula por medio de la inducción de fibrosis en el espacio superior de la articulación o en la cápsula periarticular.

  • Uso de toxina botulínica

Se aplica en el músculo pterigoideo lateral interno con el fin de prevenir la dislocación, también se hace una infiltración intrarticular debido a los efectos analgésicos que posee. Al no tener efectos permanentes, suele requerirse hacer infiltraciones periódicas.

Elimina la luxación mandibular con la clínica dental Bordonclinic

En Bordonclinic trabajamos día a día para solventar cualquier afección o patología que esté perjudicando tu salud oral y tu bienestar, con los tratamientos y métodos vanguardistas y de última generación.

Contamos con un gran equipo de profesionales altamente cualificados, con experiencia y constante formación en todas las ramas de la odontología y estética dental: tu seguridad y tranquilidad es nuestra prioridad.  

¿Crees que padeces de una luxación de la mandíbula? No lo pienses más y pide tu primera cita gratuita en la Clínica Dental de Madrid. 

Luxación mandibular: ¿qué es y cómo se trata? Por el 19 mayo, 2022
Escanea el código