El Nombre De Los Dientes: Aprende A Identificarlos

El nombre de los dientes: aprende a identificarlos

La importancia de nuestros dientes no se limita exclusivamente a su aspecto estético como elementos integrantes de la belleza de nuestras sonrisas, sino que también (y principalmente) cumplen con funciones muy útiles y necesarias para nuestra subsistencia y comunicación con otros seres humanos. En este sentido, cabe destacar que intervienen de modo determinante en la masticación y en la creación de los sonidos que conforman las palabras.

Nuestras piezas dentales son los elementos más resistentes de nuestro cuerpo, pues cuentan con capas exteriores más duras que nuestros huesos o cualquier otro elemento anatómico. El esmalte dental garantiza la protección de sus núcleos a la hora de ejercer con los dientes la presión necesaria para triturar y cortar los alimentos, ya que mediante nuestras dentaduras podemos obtener porciones alimentarias más pequeñas y fáciles de deglutir.

Por otro lado, existen muchos sonidos que se requieren en el contexto de una conversación para los que intervienen nuestros dientes. Si bien la lengua y otros tejidos blandos de la boca son los protagonistas en la articulación de fonemas, existen algunos que no podrían realizarse adecuadamente si careciéramos de algunos de nuestros órganos mineralizados.

¿Cómo se llaman los dientes?

El nombre de nuestros dientes viene definido tanto por la ubicación espacial de los mismos como por la función que desempeñan en el proceso de la masticación. Como sabemos, nuestros dientes cuentan con estructuras claramente diferenciables, siendo algunas de ellas puntiagudas, otras aplanadas y otras más gruesas y chatas; lo que les permite cumplir diferentes tipos de labores, como la de desgarramiento, corte o trituración de los alimentos, respectivamente.

Asimismo, como contamos con varios dientes que pueden cumplir la misma función, solemos identificarlos según la posición que ocupan en las encías, enumerándolos desde el extremo anterior de nuestras dentaduras (la parte más cercana a nuestras bocas), hasta el extremo posterior. Por tanto, podemos contar con primeros o segundos y, en algunos casos, incluso terceros dientes de cada grupo.

Por último, existe un último criterio que interviene en la denominación de nuestros dientes, que no es otro que la descripción relativa a si los mismos se encuentran afianzados en nuestras dentaduras superiores o inferiores, o si se encuentran del lado izquierdo o derecho de ellas.

Para dar el nombre correcto a un diente deberemos tener en consideración todos los aspectos reseñados anteriormente y organizar la información atendiendo el orden que sigue: 

  1. Número del diente.
  2. Categoría a la que pertenece según su forma.
  3. Ubicación superior o inferior, así como izquierdo o derecho. 

Si, por ejemplo, queremos indicar que presentamos algún problema en la primera muela del lado izquierdo de nuestra dentadura inferior, deberemos indicar que el diente afectado es nuestro primer molar inferior izquierdo.

¿Cuál es el nombre de los dientes según su función al masticar?

Uno de los aspectos vitales a la hora de nombrar a un diente, tiene que ver (como indicamos más arriba) con la función que cumplen a la hora de masticar los alimentos. Paradójicamente, es una de las informaciones que más a menudo suelen desconocer las personas comunes.

En nuestra búsqueda por hacerte llegar la información más relevante con respecto a los elementos que pueden existir en tu boca, a continuación, te indicamos cuáles son las funciones de nuestros dientes, entre otros aspectos de interés.

Dientes incisivos

Contemplan los primeros ocho dientes de la arcada superior e inferior en la parte frontal de la boca. Se encuentran dispuestos en razón de 4 dientes en la encía superior y otros 4 en la inferior. Los mismos están a ambos lados de la línea media de la cara, por lo que existen cuatro incisivos frontales (aquellos que se encuentran adyacentes a dicha línea) y cuatro incisivos laterales (los cuales se ubican justamente al lado de los anteriores).

Forma de los dientes incisivos

Su forma ligeramente aplanada y relativamente cóncava en una de sus caras les ha merecido el nombre popular de “paletas”, en virtud de ser similares a los extremos de las palas. Estos dientes tienen la particularidad de presentar tamaños mayores en la parte superior, mientras que los inferiores son más pequeños. En una mordida normal los incisivos de la arcada superior deberán estar ligeramente más adelantados que sus pares inferiores.

Función de los dientes incisivos

Este tipo de pieza dental se ha desarrollado para poder cortar porciones de alimentos, por lo que sus extremos son afilados. Ellos ayudan al proceso de la alimentación creando porciones más pequeñas de alimentos, lo que permite que puedan ser asimiladas por el sistema digestivo de modo más sencillo. Los incisivos son los dientes más importantes en la articulación de fonemas y en su interacción con la lengua y labios.

Tanto las dentaduras de leche (dentición temporal) como las definitivas (dentición definitiva) cuentan con la misma cantidad de dientes incisivos.

Dientes caninos

Es el tipo de diente menos numeroso en nuestros arcos dentarios, ya que solo existen 4 de ellos, de los cuales 2 se encuentran en el maxilar y los otros 2 en la mandíbula. Estos dientes se encuentran entre los caninos laterales y los premolares. 

Los caninos superiores e inferiores tienen tamaños similares y, cuando existe una oclusión correcta, los que se encuentran en la arcada superior cubren a sus similares inferiores.

Forma de los dientes caninos

Los caninos son dientes que a simple vista pueden resultar muy similares a los incisivos, pero si observamos con mayor detenimiento podemos notar que tienden a ser más puntiagudos y gruesos. Su forma es similar a los colmillos de algunos mamíferos carnívoros, aunque suelen ser más pequeños y menos puntiagudos que los que poseen la mayoría de ellos.

Cada uno de dichos tipos de dientes cuentan con una única raíz, que es muy larga y ancha, por lo que se estima que los caninos son los dientes más largos de nuestras dentaduras, si se tienen en cuenta sus raíces y coronas.

Función de los dientes caninos

La principal función de este tipo de elemento dental reside en desgarrar las fibras de los alimentos, pero principalmente de la carne. Esta fuente de proteína de origen animal en ocasiones puede resultar muy dura, por lo que utilizamos los caninos para extraer pedazos más pequeños, aptos para ser procesados en las fases subsecuentes del proceso digestivo.

Tanto las dentaduras temporales como las definitivas cuentan con la misma cantidad de colmillos.

Dientes premolares

Los dientes premolares se encuentran entre los caninos y molares (muelas), teniendo una forma muy similar, aunque más reducida con respecto a las que exhiben estos últimos. En total existen 8 premolares en la dentadura definitiva, hallándose 4 en la encía superior y 4 en la inferior. Los tamaños de todos ellos suelen ser muy similares.

Forma de los dientes premolares

Los premolares cuentan con dos o tres cúspides (a diferencia de los dientes tratados anteriormente, que solo contaban con una de ellas), estructuras que se encuentran en el extremo oclusal y que parecen “picos”, como los que se presentan en las montañas. Sus componentes de sujeción suelen constar de 1 o 2 raíces, lo que les otorga un mayor nivel de estabilidad que el correspondiente a los dientes anteriormente señalados.

Función de los dientes premolares

Tradicionalmente, los dientes premolares se han considerado como elementos de transición entre las capacidades de desgarrar los alimentos atribuibles a los caninos, con las funciones trituradoras propias de los molares. Por ello, los premolares pueden asistir en la realización de ambos tipos de acciones.

Este tipo de dientes solo están disponibles en la dentición definitiva, y resultan las piezas que reemplazan los molares de la dentición “de leche”.

Dientes molares

Los molares (o muelas, como también se conocen) son los dientes que se encuentran en los extremos posteriores de nuestras dentaduras, próximos a los segundos premolares. En total, existen 12 molares si se toman en cuenta las 4 “muelas del juicio” o terceros molares. Sin embargo, lo más común es que en las dentaduras permanezcan un máximo de 8 de estos dientes.

Forma de los dientes molares

Los molares suelen ser similares a los premolares, aunque más anchos que estos, y se reconocen como los dientes más fuertes y resistentes de las dentaduras humanas. Tienen un extremo oclusal mayormente plano que puede contar con 3 o más cúspides. Adicionalmente, tienen entre 2 y 3 raíces, por lo que son los dientes más estables de nuestra dentadura.

Función de los dientes molares

Sus formas permiten triturar alimentos duros a través de la presión que se produce gracias a la mandíbula. Con esto, se obtienen partículas más pequeñas de alimento, las cuales, a través de la participación de la saliva, dan lugar a lo que se conoce como el “bolo alimentario”. 

Las muelas temporales y definitivas son muy similares.

Pon tu salud dental en manos de los expertos

En Bordonclinic queremos que sepas todo lo necesario sobre los tejidos y órganos de tu boca para que puedas identificarlos correctamente y llevar a cabo una supervisión exhaustiva de su estética y funciones. 

Además, en nuestra clínica te ofrecemos los mejores tratamientos odontológicos, los cuales son llevados a cabo por los profesionales más experimentados en el área odontológica y disciplinas conexas, empleando siempre los equipos más avanzados.

Queremos proteger tu salud bucodental con la seriedad y compromiso que mereces.

¿A qué esperas para mejorar tu sonrisa?

El nombre de los dientes: aprende a identificarlos Por el 9 julio, 2021
WhatsApp

Pin It on Pinterest

Share This