Cálculo Dental

Cálculo dental: Qué es y cómo se forma

El cálculo dental es una afección muy común que padecen la mayoría de personas. Y a pesar de que puede pasar como una patología común, es muy importante controlar su acumulación ya que el cálculo dental contiene gérmenes y bacterias causantes de enfermedades periodontales

Por suerte, no tienes de qué preocuparte si estás en las manos de nuestros profesionales especializados que te ayudarán a superar esta patología de la mejor manera posible. 

¿Qué es el cálculo dental? 

El cálculo dental, también conocido como sarro dental, es un depósito de calcio y fósforo con aglomeración de minerales como la hidroxiapatita, el silicio o el pirofosfórico, entre otros. Esta acumulación ocurre en las zonas dentarias de difícil acceso. 

Generalmente provoca manchas en los dientes o decoloración. Aparece como una placa dura que sólo se puede retirar a través de un especialista en odontología. Es común que con el paso del tiempo seamos cada vez más propensos a la acumulación de este tipo de depósitos como consecuencia de la mineralización de la placa bacteriana, es decir, la acumulación de saliva y restos alimenticios que se van almacenando sobre los dientes. 

¿Cómo se forma el cálculo dental? 

Los depósitos de calcificación son procesos en los que se generan acumulaciones de fosfato de calcio. En las fases iniciales la acumulación de sarro se basa en la constitución de placa, una lámina cultivada por cocos gram positivos. Estos cocos son elevados en las primeras etapas y hasta el quinto día la cantidad de bacterias no empieza a ser cuantiosa. La plaza madura suele aparecer pasadas las dos o tres semanas. 

Las bacterias acumuladas en nuestra cavidad oral se recubren en una matriz orgánica formada a través de los restos de la degradación de los distintos fluidos orales como las glicoproteínas o lípidos. Todo esto crea un sedimento irregular sobre la estructura dentaria como consecuencia de una mala higiene oral.

Tipos de cálculo dental 

Existen dos tipos de sarro o cálculo dental en función de la zona en la que se produzca la acumulación:

SUPRAGINGIVAL

Cuando los depósitos se ubican por encima de las encías hablamos de cálculo supragingival. Normalmente este sarro presenta un color amarillento, aunque puede variar en función de los pigmentos que pueda producir el consumo de tabaco o la dieta. 

Este tipo de cálculo se alimenta principalmente de la saliva, por lo que se suele situar cerca de los agujeros de salida de las glándulas salivares como en las zonas linguales de incisivos mandibulares o en la zona de los molares superiores. 

Este tipo de sarro suele formarse a las dos semanas aproximadamente. 

SUBGINGIVAL

Son aquellos depósitos que se ubican debajo de la zona gingival. Estos cálculos son de color marron oscuro o verdoso. Una de las principales diferencias con respecto a la tipología anterior es su dureza, este tipo de sarro también se alimenta de las propiedades minerales de la saliva

Es habitual que se encuentre en las zonas linguales y proximales. Pero este tipo de cálculo es especialmente importante porque su actuación provoca infamación gingival, es decir, inflamación de las encías.

¿QUÉ FAVORECE LA FORMACIÓN DEL CÁLCULO DENTAL?

El factor principal que provoca la generación de sarro dental es la saliva, debido a que ciertas personas tienen elevados niveles de calcio y fósforo a la vez que una menor presencia de potasio en la composición bioquímica de su saliva. 

Tener un PH alcalino también es un factor que puede influir en el desarrollo de cálculos dentales. Aunque también son claves algunos alimentos como aquellos ricos en azúcares, el tabaco, o las dietas alcalinas que contribuyen a la mineralización. En general, un aumento de bacterias en la boca supone una mayor predisposición a formar sarro dental. 

Consecuencias del cálculo dental 

La formación de cálculo dental tiene algunas consecuencias en nuestra salud y estética bucodental. Su consecuencia principal es el desarrollo de patologías periodontales

  • Gingivitis: patología que causa la inflamación de las encías, en sus fases iniciales se puede curar a través de una higiene bucal óptima. 
  • Periodontitis: es el estadio más avanzado de las enfermedades periodontales, consecuencia de una inflamación de la encía que no se trató en su momento. 
  • Caries: es una condición que causa daños en el esmalte de las piezas dentales a través del ácido que se acumula en la placa bacteriana.  
  • Halitosis: o mal aliento, es un conjunto de olores desagradables que se emiten por la boca. Se debe al crecimiento bacteriano en la cavidad oral. 

¿Se puede eliminar el cálculo dental? 

Una vez ya ha aparecido el sarro dental, sólo se puede eliminar en la clínica dental. Lo que sí que se puede hacer es prevenir el desarrollo de cálculo dental a través de unas rutinas de higiene oral adecudadas. Los tratamientos que se llevan a cabo para eliminar el sarro dental son: 

  • La profilaxis dental profesional: elimina los microorganismos que se van acumulando en los dientes y encías.
  • Curetaje dental o raspado y alisado radicular: se utiliza en casos más complejos en los que es necesario limpiar el área subgingival de forma profunda.

¿Cómo saber si tengo cálculo dental? 

El cálculo dental es fácil de identificar ya que se encuentra en la parte superior al límite de las encías. Uno de los elementos esenciales que se perciben es que los dientes estén manchados de un color amarillento o marrón. Esto marca la diferencia principal con la placa bacteriana que es totalmente incolora. 

¿Tienes alguna duda? 

En BordonClinic somos expertos en la profilaxis oral que te permitirá deshacerte por completo del cálculo dental. Puedes solicitar cita en nuestra clínica dental en Madrid cuando quieras. ¡Recuerda que la primera cita es gratuita con diagnóstico incluido!. Te ayudaremos a eliminar el cálculo dental, pero por encima de todo, a que recuperes el bienestar y la salud bucodental que te mereces. ¡Te esperamos!.

Cálculo dental: Qué es y cómo se forma Por el 12 diciembre, 2022
Escanea el código